Lo que me gusta del diseño gráfico es su alcance, ese carácter masivo y popular tan diferente a la exclusividad de los espacios en los que circula el arte. Pero esa también puede ser su debilidad. En medio de esa tensión entre lo funcional y lo estético trabajo de manera esporádica haciendo dirección de arte, diseño editorial, cartel, infografías, identidad gráfica y páginas web.